El titular del organismo, Guillermo Michel, precisó que se descubrieron 13.540 maniobras de 772 empresas y que algunos casos ya fueron denunciadas a la Justicia.

El titular de la Aduana, Guillermo Michel, explicó este jueves cómo funcionan las maniobras de subfacturación y sobrefacturación en el comercio exterior que el organismo comenzó a denunciar. En declaraciones a Radio El Destape, el funcionario estimó que ya se detectaron operaciones irregulares por USD 1.200 millones.

“Al ser más amplia la brecha cambiaria se potencian estas operaciones porque representan mayor la ganancia para el que desarrolla este tipo de maniobras de sobrefacturación de las importaciones, para hacerse de dólares en el país al tipo de cambio oficial y cambiarlo en el exterior al dólar financiero, o la otra cara que es la subfacturacion de las exportaciones, que ahueca la base imponible en la Argentina para dejar dólres en el exteior sin liquidar”, explicó Michel.

La triangulación no es algo irregular en sí, es común en comercio exterior. Lo que estamos analizando es operaciones de triangulación donde la mercadería viene de un país y la facturación viene de otro país pero sobrefacturada (Michel)

“La triangulación no es algo irregular en sí, es común en comercio exterior. Lo que estamos analizando es operaciones de triangulación donde la mercadería viene de un país y la facturación viene de otro país pero sobrefacturada a un precio superior al valor de la mercadería”, detalló. Como ejemplo citó el caso de máquinas electrónicas para minar bitcoin que vienen de China, se facturan en una empresa de los Estados Unidos, pero el valor de la factura de la empresa estadounidense es mayor a la factura que salió de China.

Michel precisó que se detectaron 13.540 operaciones de 772 empresas por USD 1.250 millones valor FOB y que algunos casos ya fueron denunciados a la Justicia. “La semana pasada se trataban de importar plaquetas de video pero lo único que se estaba importando eran plaquetas simuladas de aluminio que no tenían más valor que el aluminio”, destacó.

El titular de la Aduana adelantó que se están estableciendo los mecanismos para que esa información llegue a la Unidad Antilavado de los Estados Unidos para que avance con la investigación en la Justicia de ese país. “Más allá de caso a caso, hay una percepción de riesgo a futuro para corregir conductas de operaciones irregulares de importación. Tiene que ver con sacar los dólares del país que deberíamos aplicar a la producción y al empleo”, dijo.

Michel precisó que se está intimando de manera electrónica a todos esos importadores. La lupa está también puesta sobre las empresas que pudieron importar bienes a través de medidas cautelares, que están siendo intimadas “Detectamos cautelares que obtiene una empresa y luego le cede la marca a otra empresa para poder usar esa cautelar. Cuando una empresa va a la Justica tiene que acreditar peligro en la demora. Y hemos detectado casos donde las cautelares se pidieron hace un año y todavía está en stock de la empresa, ¿cuál era la demora?”, se preguntó. Esa figura está prevista penalmente como “estafa procesal”.

Detectamos cautelares que obtiene una empresa y luego le cede la marca a otra empresa para poder usar esa cautelar. Cuando una empresa va a la Justica tiene que acreditar peligro en la demora (Michel)

También anticipó que la Afip y en particular de la Aduana tienen que potenciar el intercambio de información internacional. “Hoy el organismo recibe información de 106 países a través de una red de información internacional muy amplia que nos permite acceder a información fiscal, bancaria, aduanera. Todo eso lo tenemos que potenciar”, señaló.

Otra cara de la moneda es la subfacturación de exportaciones, como en el caso del litio. Michel dijo que se implementará un sistema de monitoreo en tiempo real de todas esas operaciones. “Hay cosas para corregir. Mi aspiración es que funcione mejor de lo que está funcionando”, indicó.